0

Argo

Argo

Argo

Esta película es una de las sorpresas más agradables con las que me he topado últimamente en una sala de cine. Las razones son las siguientes, tiene muchas de las cosas buenas del cine que viene de los U.S.A., es decir, es una producción potente, muy bien ambientada y muy entretenida. Así mismo, tiene otros aspectos que no son habituales en este tipo de cine, es realista (en su mayor parte), concede importancia a los diálogos, las escenas de acción espectaculares brillan por su ausencia y, lo que es más importante, no tiene giros argumentales al final de la película de los que tantísimo se abusa en el cine americano actual.

Argo trata de un thriller político con un argumento basado en un hecho real que acaeció en Irán en 1979. En ese año los seguidores del Ayatollah Jomeini entraron en la embajada americana en Teherán secuestrando a todos los funcionarios de dicha embajada, los cuales estuvieron en dicha situación varios meses. Sin embargo seis de ellos lograron escapar y se refugiaron en la casa del embajador canadiense sin poder salir de ella, ya que si los veían por la calle estaban perdidos. Por ello la C.I.A. prepara una misión casi suicida y absolutamente rocambolesca. Dicha misión consiste en mandar a uno de sus agentes Tony Mendez (Ben Affleck) como si fuera un productor de cine de Hollywood,que junto con otras seis americanos (los escondidos) pretende rodar una película de ciencia ficción llamada “Argo” por lo que necesita estudiar localizaciones tales como el desierto o el mercado de Teherán.

ArgoEl reparto lo encabeza el propio director Ben Affleck como Tony Mendez, el agente de la C.I.A. encargado de llevar a cabo la rocambolesca misión. En ella le ayudará, desde Hollywood, John Goodman dando vida a un personaje real, John Chambers el cual era un maquillador muy conocido en la época por haber creado las máscaras de “El planeta de los simios” (“Planet of the Apes” Franklin J. Schaffner, 1968) y de sus correspondientes secuelas. Otro personaje (esta vez ficticio) que ayudará al agente de la C.I.A. será Lester Siegel, encarnado por Alan Arkin, el cual es un productor de cine venido a menos. Otros secundarios son Bryan Cranston, que interpreta al jefe de Tony Mendez y Victor Gamber, que se mete en la piel del embajador canadiense que acoge a los seis americanos huidos.

Se trata de la tercera película dirigida por el también actor Ben Affleck tras sus anteriores “Adiós pequña adiós” (Gone, baby gone, 2007) y “The town, ciudad de ladrones” (The town, 2010). Y si en sus dos anteriores películas el amigo Affleck ya mostraba maneras de buen director, esta puede ser su película de consagración en ese aspecto, cosa que, me temo, nunca conseguirá como actor.

ArgoSus dos primeras películas estaban en general bien dirigidas, aunque adolecián de muchos de los fallos de las películas americanas actuales, es decir, un exceso de efectismo y de querer quedar bien con la mayor parte de la audiencia usando para ello giros argumentales inexplicables y escenas de acción que no venían a cuento. Sin embargo Argo es una película sencilla, realmente bien ambientada, con un ritmo que no decae en ningún momento y en la que no hay una sóla escena de acción en todo su metraje. Pese a ello se trata de una película que te mantiene en tensión todo el rato y en la que realmente te crees todo lo que te cuentan (a pesar de que el climax final es inventado), por esa mezcla de thriller y documental que nos presenta Affleck ante nuestros ojos.

El guión está firmado por John Terrio y es uno de los aciertos de la película, ya que las escenas con muchos diálogos como las reuniones de la C.I.A., o las que tienen lugar en casa del embajador canadiense están muy bien conseguidas y no hacen bajar el ritmo de la película. Así mismo, hay otros diálogos muy interesantes, algunos muy divertidos, como los que se producen entre los diferentes personajes de Hollywood a la hora de crear la cortina de humo para la misión, es decir, la película de ciencia ficción. En estos diálogos hay una crítica nada sutil a Hollywood y su falsedad, tanto dentro como fuera de la pantalla.

Argo

Como ya he comentado antes, la ambientación está realmente lograda, dando la impresión de estar viendo imágenes de principio de los años 80. De ello tiene gran parte de mérito el encargado de la fotografía Rodrigo Prieto, el cual usa mucho grano en la exposición de las imágenes dando esa impresión de película antigua. En este aspecto también hay un detalle curioso, al principio de la película en vez de aparecer el actual logotipo metálico de la Warner, aparece el logotipo pequeño en color negro sobre fondo rojo que aparecía en las películas de finales de los 70 y principios de los 80 (por ejemplo, en las cintas de Clint Eastwood de esa época). Se trata de otra manera de meter al espectador en el momento temporal en que sucedieron los hechos que nos relatan a continuación.

Argo

Sin duda esta pelicula nos recuerda a aquellos thrillers políticos de los años 70 del pasado siglo como fueron: “Los tres días del Condor” (“Three days of Condor” Sydney Pollack, 1975) o “Todos los hombres del presidente” (“All the presidents men” Allan J. Pakula, 1976). Incluso se nota la mano de Sidney Lumet en la forma casi documental de rodar,sin perder la tensión en ningún momento, como hizo el maestro en su película sobre la corrupción policial de 1973 “Sepico” o en esa otra gran película de esa época que fue “Tarde de perros” (Dog day afternoon, 1975) amabas protagonizadas por Al Pacino.

 

En definitiva, opino que Argo es una muy buena película, en especial para el público adulto, no exenta de emoción, pero tratando al espectador en todo momento como si fuera una persona inteligente a la que no hay que marear con fuegos artificiales cada 15 minutos.

Gabriel Menéndez Piñera

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>