0

Los Miserables

 Los_miserables-560563326-large

Hacía mucho tiempo que no sentía tantas ganas de marcharme de una sala de cine como las que sentí el otro día cuando estaba sufriendo en mis carnes la visión de la nueva versión de “Los Miserables” (“Les Miserables”, 2012).  Así mismo hacía muchísimo tiempo que no había  sido engañado por la maquinaria Hollywoodense. Esto último lo comento porque hasta ahora había sido lo bastante hábil para evitar todos esas películas norteamericanas que prometen tanto y luego no dan nada. En este caso en particular, tengo el atenuante de que es una coproducción entre Inglaterra y los States, lo que ayudó a confiarme en que iba a ver una película de verdad y no lo que tuve que aguantar  durante más de 150 minutos.

Vaya por delante que me encanta la obra literaria de Victor Hugo en general, además soy un amante de la música lo que hace  que me suelan gustar las películas musicales (si están bien hechas). Por ello no tengo ningún prejuicio respecto a la temática ni al género cinematográfico de la película que estoy comentando. Es más, aprovecho para decir que me da igual si una película es de un género o de otro, yo valoro una película por lo que vale, no por si el género al que pertenece me gusta más o menos.

La verdad es que no me explico como se puede hacer algo tan malo con un material de base tan bueno como es la novela de Victor Hugo y las canciones del musical que tanto éxito ha tenido por todo el mundo.  La  persona responsable de este desaguisado,  por decirlo suavemente, es  el director Tom Hooper, sobre cuya labor  me extenderé más adelante.

Los-Miserables_imagenes

El argumento debería ser conocido por todo el mundo, pero intentaré resumir el principio del mismo, lo que no es fácil. Jean Valjean (Hugh Jackman) es un preso de la Francia posterior a la Revolución Francesa y que de nuevo está bajo gobierno monárquico. A Valjean le otorgan la libertad condicional, la cual incumple, lo que hace que toda su vida sea perseguido por el inspector Javert (Russel Crowe). Por otra parte tenemos a Fantine (Anne Hathaway), la cual trabaja en la fábrica que en un momento de su vida tiene Valjean y que es despedida lo que la obligará a prostituirse para poder mantener a Cosette, su hija ilegítima,  la cual vive al cargo de unos posaderos que la mantienen con el dinero que Fantine les manda.

A parte de los tres actores mencionados, el reparto se completa con Amanda Seyfried que interpreta a una Cosette ya jovencita, mientras que Sacha Baron Cohen y Helena Borham Carter interpretan al matrimonio de posaderos que están a cargo de la misma. La debutante Samantha Barks interpreta a Eponine la hija de los posaderos, la cual está enamorada de Marius, cuyo papel corre a cargo de Eddie Redmayne.

Los-Miserables_imagenes-21Sobre la calidad de las interpretaciones hay demasiadas luces y sombras, estando las actrices en el lado más luminoso y los actores en el más oscuro. Me explico, Hugh Jackman no convence en absoluto en su papel, no sólo porque no lo interpreta correctamente, si no también porque a la hora de cantar las canciones resulta totalmente inexpresivo, no transmitiendo en ningún momento lo que está cantando. Lo de Rusell Crowe es directamente un error garrafal de casting, ya que a lo dicho anteriormente sobre Jackman hay que añadir que Crowe canta bastante mal.

Respecto a las féminas, destaca claramente la labor de Anne Hathaway la cual, al contrario que sus compañeros masculinos, es todo expresividad, cantando de manera soberbia y con un montón de matices.  Por otro lado, Amanda Seyfried realiza con sencillez su papel y nos descubre una voz finísima en las canciones, que realmente da gusto escuchar. Finalmente quiero destacar también la actuación de la debutante en el cine Samantha Barks, la cual no sólo hace una muy correcta interpretación, si no que canta estupendamente de una forma muy natural.

Respecto al guión, no voy a entrar en muchos detalles, ya que considero que adaptar a una narración cantada de dos horas y media el farragoso libro de Victor Hugo es tarea harto difícil. Sin embargo lo que han hecho con dicha novela dista mucho de poder considerarse satisfactorio.

Es la labor del director Tom Hooper la que  realmente estropea toda la película ya que, no se con que intención, durante la mayor parte de las escenas se limita a enfocar la parte superior de los actores en planos cortos mientras éstos cantan. Incluso en los duetos, donde tendría muchas más opciones, no pasa de la técnica plano / contraplano en todo momento.  Esto hace que la película se haga tremendamente pesada, desplazándose la narración como si fuera un elefante con artrosis.

La única explicación que le encuentro a esta forma de dirigir la película es la siguiente, Hooper se empeñó en que los actores cantaran en directo durante la grabación de las tomas para darle un tono más realista a su actuación, por lo que para recalcar dicho aspecto de la película se empeña en mantener la cámara pegada a los mismos huyendo de los planos generales que pueden dar sensación de que no están cantando realmente durante la película. Es lo único que se me ocurre para intentar justificar semejante despropósito narrativo.

Los-Miserables-critica-Hathaway

Llevando este análisis a un tono más lúdico, se podría decir que esta versión de Los Miserables había sido planificada para que la llevaran a cabo Los Teleñecos, ya que, debido a los continuos primeros planos, a los actores de la misma nunca se les ve la parte inferior de su cuerpo. Es más, estoy seguro que si la hubiesen hecho las simpáticas marionetas creadas por Jim Henson la película hubiese estado bastante mejor.

Otro punto en contra de la película es el tratamiento dado a los personajes encarnados por Sacha Baron Cohen y Helena Borham Carter, excesivamente paródicos y cuya escena principal en la película está rodada de forma torpe y confusa, cayendo constantemente en la reiteración de situaciones  y hechos, hecho éste último que sucede durante todo el metraje, dando la impresión que hay escenas que ya has visto antes.

La mala gestión de la película por parte del señor Hooper resulta aún más sorprendente teniendo en cuenta sus anteriores películas. Con “El discurso del rey” (“The king´s speech”, 2010) consiguió una narración muy fluida a partir de una historia sin demasiada enjundia  y logró una ambientación memorable que le reportó el Oscar al mejor director de ese 2010. Hay que decir que en esa película Hooper tuvo la inestimable colaboración de  reparto actoral en auténtico  estado de gracia. Anteriormente había rodado “The Damned United” (“The damned United”, 2009), película de carácter menor que sin embargo estaba dotada de cierta frescura y vitalidad.

No me extenderé más, espero que a la gente que le haya gustado la película no se sienta molesta por mis apreciaciones respecto a la misma. Realmente soy una persona a la que le cuesta hablar mal de las películas, pero hay veces que no me queda más remedio que hacerlo, como ocurre con “Los Miserables”.

Gabriel Menéndez Piñera

 

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>