0

Festival Internacional de Cine de Gijón 2015: Día 3, Domingo 22.

festival cine gijon 2015

 

La jornada de ayer estuvo marcada por dos temas principales: la crueldad humana y la crisis tanto laboral como personal que asola al mundo en estos últimos años. Si en “El hijo de Saul”, perteneciente a la sección Gran Angular se nos muestra hasta donde puede llegar la maldad del ser humano, en “Je suis un soldat” película perteneciente a la Sección Oficial se mezcla este tema (de forma más suave) con la crisis económica. Finalmente, “La delgada linea amarilla” (también de la Sección Oficial) nos habla de como esta misma crisis junta a un grupo heterogéneo de personas para realizar un trabajo como metáfora de una sociedad injusta y cruel.

el hijo de saul cartel

 

“El hijo de Saúl” (“Saul Fia” 2015, Laszlo Nemes) nos vuelve a contar una historia sobre el exterminio de los judíos llevado a cabo por los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Saúl es un judío que pertenece a un  Soderkommando, es decir a un grupo de prisioneros encargado de ayudar a los alemanes a exterminar a sus propios compañeros. Ante toda la locura que tiene a su alrededor Saúl toma la firme decisión de enterrar el cadáver de un muchacho según el rito judío para que no acabe quemado en un horno como el resto.

La película está narrada de una forma tan arriesgada como original, la cámara se mantiene en todo momento tomando un primer plano del rostro de Saúl e intuimos, más que vemos, todo lo que está sucediendo a su alrededor, las ejecuciones, los lamentos, los gritos, la desesperación, los empujones, el horror. Esto hace que nos esforcemos en ver algo que apenas se nos muestra, cuando en realidad nuestra  conciencia debería mandar hacernos lo contrario, es decir, apartar la vista de la pantalla.

el hijo de saul 1

Nemes juega de esta manera con el morbo del espectador que asiste a una especie de tour para visitantes a lo largo de todos los departamentos y actividades del campo de exterminio. La película no se hace fácil de ver ya que la forma en que está rodada hace que llegue a hacerse pesada, pero no cabe duda que el trabajo realizado por el equipo técnico, para rodar estas largas tomas sin cortes y con tanta gente moviéndose alrededor de la cámara, ha tenido que ser inmenso.

Hay otra oportunidad de ver la película el próximo Viernes 27 a las 20.00 en la sala 5 de los Cines Centro.

 je suis un soldat

El director francés Laurent Lariviere afronta en su primer largometraje “Je suis un soldat” varios temas transcendentales en el mundo que nos toca vivir. La trama nos habla de Sandrine (Louise Bourgoin), una joven trabajadora que tras quedarse en el paro, no puede afrontar el pago del alquiler de su vivienda y debe acudir a su madre para que le de cobijo en su casa. Allí empieza a trabajar en la perrera de su tío (Jean-Hughes Anglade), el cual se dedica a importar de forma ilegal cachorros de Europa del Este sin vacunar para revenderlos en su establecimiento.

je suis un soldat 1

El director, a través del negocio de los perros, nos transmite una alegoría sobre la actual situación del mercado laboral en el que el trabajador es usado como vía de enriquecimiento de unos pocos, sin importarles las consecuencias que la precariedad laboral está suponiendo para la sociedad.

Sandrine, que nunca se había planteado hacer algo fuera de la ley, empieza a verlo como algo normal, como la única forma de salir adelante. Sin embargo, todo lo sufrido en los últimos meses, empieza a pasarle factura, hasta llegar a un punto de no retorno. En definitiva, se trata de un buen film francés (otro más) al que quizá se le pueda echar en cara un final demasiado complaciente, tras un tramo inmediatamente anterior desolador.

 La_delgada_l_nea_amarilla-799948459-large

Acabamos ayer el día con la proyección de la película mejicana “La delgada linea amarilla”, otra opera prima. En esta ocasión, su director Celso García, nos trae un filme de aire clásico, con claras reminiscencias de Howard Hawks o William A. Wellman, pero al que le sobra dulzura y le falta algo de mala leche.

La historia nos habla de cinco personas, cinco perdedores de la partida de la vida a los que se les asigna el trazado de la linea que divide los dos carriles de una carretera secundaria de Méjico. Durante los quince días que dura su labor, alternaran confidencias, buenos y malos momentos, se irán conociendo y comprendiendo unos a otros.

la delgada linea 1

La película mantiene al espectador con una sonrisa en los labios durante casi todo el metraje, ya que el director se empeña en dar más relevancia a los buenos ratos que consiguen obtener los trabajadores durante su deber que a los sinsabores y esfuerzos que conlleva, como si este trabajo, que de duro que es asusta, fuera casi una excursión por el campo. Esto hace que la crítica social a la situación actual de los trabajadores, en especial los más mayores, se difumine casi por completo.

Al final la película cae en toda serie de tópicos en los personajes, tanto en su forma de actuar como en sus situaciones personales. Tópicos que hemos visto infinidad de veces en películas clásicas de Hollywood, con mucho más arte que este film que se queda, al igual que la linea amarilla, en medio de ninguna parte.

 Gabriel Menéndez

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>