0

Festival Internacional de Cine de Gijón 2019. Día 7, Jueves 21.

ficx cartelNueva jornada del FICX 2019 en la que  pude contemplar “The projectionist”, documental de Abel Ferrara en la Sección Oficial fuera de competición y, dentro de la sección Crossroads, “Zombi child” lo último de Bertrand Bonello.

the projectionist cartel

 

Si hay una pesadilla recurrente, que tortura a los cinéfilos, es la desaparición de las salas de cine para siempre. Ya hemos soportado el progresivo cierre de las grandes salas en el centro de las ciudades, habiéndonos conformado con los multicines en los centros comerciales de la periferia. Sin embargo, no se nos ocurre día más triste en nuestras vidas, que aquel en el que la última sala de cine cierre sus puertas para siempre.

Abel Ferrara nos cuenta en el documental “The projectionist” la historia de Nicolas Nicolaou, un chipriota que de niño emigró junto a su familia a Nueva York. Ya de adolescente empezó a trabajar en un cine y, poco a poco, fue subiendo de categoría, hasta convertirse en dueño de unos cuantos cines de barrio de la inmensa ciudad americana.

the projectionist 1

¿Qué tiene de particular la vida de este hombre para que Abel Ferrara le dedique un documental?. En un principio parece que haberse ganado la vida proyectando películas en cines no merezca mayor atención. Sin embargo hay un dato, el cual se nos muestra al final, que resume las intenciones del cineasta: Nicolas Nicolaou lleva unos cuantos años dedicándose a impedir que antiguas salas de cine de la ciudad de Nueva York acaben cerrando. He aquí lo que hace de este hombre de negocios alguien especial, ya que mantener dichas salas abiertas le supone en muchos casos una pérdida económica, pero el amor que este hombre tiene por el cine, le lleva a tomar estas decisiones que las grandes compañías distribuidoras ni se plantean.

Abel Ferrara cede todo el protagonismo del documental a Nicolás pero, su labor como salvador de salas de cine, no hace que la historia de su vida, ni sus avatares empresariales tengan un interés desmesurado para el espectador. Además la realización técnica es muy primaria, no se ha buscado adornar la historia con ningún tipo de apoyo artístico que llame la atención visualmente. Esto hace que “The projectionist” sea un documental destinado a personas como la que escribe estas líneas, la cual esta noche dormirá un poco mejor. Gracias Nico. Se podrá volver a ver mañana Sábado 23 a las 17.00 horas en la Antigua Escuela de Comercio.

zombi child cartel

¿Bertrand Bonello haciendo una de zombis?. Por raro que parezca es cierto, aunque estaba claro  que el resultado final iba a distar mucho de lo que están acostumbrados a ver los aficionados a este subgénero del cine de terror, ya que Bonello mantiene su estilo personal de narrar, aún tratándose de una supuesta película de género.

En 1962 en Haití, Clairvius Narcisee (McKenson Bijou) muere, pero se convierte en un zombi destinado a trabajar en las plantaciones de caña de azúcar. Muchos años después en Francia, Melissa (Wislanda Louimat) una alumna, proveniente de Haití, de una selecta escuela para chicas, les cuenta un secreto familiar a algunas de sus compañeras.

La película va alternando,en su desarrollo,  los dos momentos temporales, centrándose más en la parte correspondiente a las alumnas, las cuales viven en un internado que más parece una cárcel de mujeres. Un centro educativo en el que se prepara a las alumnas, en orden a perpetuar el liberalismo económico existente en la sociedad occidental, y que se nos muestra de una manera bastante crítica.

zombi 1

Bonello vuelve, una vez más, a algunas de sus obsesiones temáticas y visuales. Así, tanto las escenas del vestuario de las alumnas, como los recurrentes travellins laterales de ida y vuelta, nos recuerdan a su obra magna “Casa de tolerancia” (“L’apollonide”, 2011).

Autor, no solo del guión, si no también de la música compuesta para la ocasión, el director francés, vuelve a integrar la misma perfectamente en la película, siendo un protagonista más del film. Música de raíces africanas y que, en algunos tramos, recuerda a la usada en las películas de Darío Argento.

“Zombi child” mantiene un halo poético durante todo su metraje, siendo ésta una de sus mayores bazas, ya que no siendo una película de terror al uso, busca crear una atmósfera malsana constantemente. No obstante, en algunos momentos se pierde un poco en sí misma, dejando a medias tanto al espectador seguidor del cine del director francés, como a los aficionados al género de zombis.

Gabriel Menéndez Pilera

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>