2

Madrid, 1987

madrid-1987-poster

En esta sociedad global en la que vivimos, todo es enorme, gigantesco. Enormes son las cifras de gente sin trabajo o que pasa necesidad, enormes son los sueldos de unos pocos privilegiados y enormes no, gigantescas son las grandes empresas que manejan todo el cotarro a nivel mundial. Por todo ello parece normal que también sea enorme la oferta de ocio que recibimos los ciudadanos a diario con la que gastar nuestro tiempo libre. Así, personas como yo no damos abasto ante todo lo que se nos ofrece a nivel cultural en relación con nuestro escaso tiempo disponible. Por ello es esencial saber elegir entre todo lo que tenemos a nuestra disposición y quedarnos con lo que, a priori, parece más interesante. Sin embargo, continuamente me encuentro con que se me bombardea constantemente con programas de televisión, películas o canciones que no me interesan en absoluto y, por otro lado, en muchas ocasiones me las veo y me las deseo para poder disfrutar de películas, como ésta de la que os voy a hablar,que me atraen sin solución desde que tengo noticia de su rodaje.

madrid 1987 1

En el caso que nos ocupa “Madrid 1987″, película dirigida en 2011 por David Trueba y financiada por él mismo, fue únicamente estrenada en ocho salas en toda España, por lo que me fue imposible desde mi Gijón natal poder acceder a ninguna de ellas. Pero es que posteriormente tampoco ha sido editada ni en DVD ni en Blu-ray por lo que mi tabla de salvación ha sido una de las escasas emisiones que Canal + (¡bendito sea!) le ha dedicado en su programación y que finalmente me ha permitido disfrutar de esta sencilla, pero maravillosa película que a continuación paso a comentar.

El argumento es el siguiente: estamos en Madrid, hace 26 años y  Miguel (José Sacristán) es un reputado y veterano periodista de opinión que ha quedado en un café con Angela (María Valverde) una joven estudiante de periodismo para concederle un entrevista. Allí, Miguel le propone a Angela seguir la conversación en un estudio de un pintor amigo suyo, donde el periodista intenta convencer a la joven para que mantengan relaciones sexuales. Ella en un primer momento accede, pero luego se arrepiente y se dirige al aseo a pegarse una ducha, hecho que intenta aprovechar Miguel desnudándose y introduciéndose igualmente en el baño. Sin embargo, accidentalmente la puerta del baño se cierra quedando ambos encerrados en ese reducido escenario tal como vinieron al mundo.

El guión está escrito por el propio director David Trueba, el cual está lleno de frases geniales, algunas grandilocuentes (tal como lo pide el personaje de José Sacristán). Su principal virtud está en los diálogos entre los dos personajes, los cuales hacen que la película fluya a buen ritmo, a pesar de lo limitado de la acción presente en el film. Otro acierto es el incluir en la trama a personajes que ni siquiera aparecen en pantalla como son el padre y la hermana de Angela, los cuales aparecen en la película a través de las conversaciones que mantienen Miguel y Angela referiéndose a ellos. Así mismo el personaje del pintor, propietario del estudio, únicamente aparece físicamente al final de la película, pero también se asoma en los diálogos que se suceden a lo largo de la trama.

madird 2

El hecho de que los dos personajes se pasen casi la totalidad de la película desnudos no es gratuito, ya que en ese tiempo que forzosamente han de pasar juntos, van desapareciendo poco a poco las caretas y cada uno va mostrando al otro la desnudez de su mente tras haber mostrado la del cuerpo.

Es muy destacable en esta obra la puesta en escena que, pese a las limitaciones del espacio físico donde se desarrolla la trama, consigue una gran variedad de posiciones de cámara dentro del baño en cuestión. En este caso la cámara no se comporta como un personaje más encerrado en el habitáculo, si no que es como un pequeño ser invisible que revolotea en ese reducido espacio, posándose cada vez en un lugar diferente desde donde observa a las dos personas que tiene ante sí.

Ahora bien, si hay algo que me ha llamado la atención es lo siguiente, estoy casi seguro que David Trueba ha pretendido hacer una especie de homenaje póstumo a su admirado Fernando Fernán Gómez recreando en esta película un personaje que es una fotocopia del genial actor de cine, director de cine, actor de teatro, director de teatro, dramaturgo y columnista. En efecto, si escuchas hablar a José Sacristán en esta película con los ojos cerrados, es como si estuvieses escuchando de nuevo a don Fernando. Así, el personaje interpretado magistralmente por Sacristán, además de ser columnista como lo fue durante una época Fernán Gómez, es bebedor, mujeriego, cínico, grandilocuente en su forma de hablar, fumador compulsivo y nada complaciente con el prójimo.

madrid trueba

Por otra parte no podemos olvidar que David Trueba fue el autor de ese estupendo documental que se llama “La silla de Fernando” (2006, David Trueba, Luis Alegre), en el que  a través de una larga entrevista es el propio Fernando Fernán Gómez el que nos cuenta relatos de su vida, su carrera y su carácter personal.

Madrid-1987

Además, hay otros dos detalles que me llevan a esa conclusión, el primero es el hecho de que el argumento de esta película tiene mucha similitud con el de una pequeña joya casi desconocida de nuestro cine. Estoy hablando de “El anacoreta” (1976, Juan Esterlich), en la que Fernando Fernán Gómez interpretaba a una persona que, cansada de la sociedad, se encierra a vivir en el cuarto de baño de su casa, escenario en el que se desarrolla la totálidad de la película. Esta excepcional película no fue dirigida oficialmente por Fernán Gómez, pero viéndola no es muy difícil suponer que su labor no se limitó únicamente a la actuación. El otro detalle es el hecho de que al principio del film, cuando una radio emite noticias del año en que se desarrolla la trama y la cámara se mueve a lo largo de una habitación, se ve durante un momento una revista de la época en la que en su portada aparece Fernando Fernán Gómez.

Como dije al principio, esta película no se ha editado en formato doméstico, pero no sólo eso, tampoco “La silla de Fernando” está ahora mismo disponible para su compra. Sí lo está, de momento, “El anacoreta” en una edición que publicó Divisa el pasado año. Es realmente triste comprobar como muchas grandes películas de nuestro cine no están disponibles ahora mismo en Dvd o Blu-ray.

Finalmente sólo quiero añadir que se trata de una película diferente, hecha con pocos medios, pero con mucho cariño y mucho talento. Por ello creo que se merecía una mayor trascendencia en las carteleras y un apoyo mayor por parte de las instituciones, vuelvo a recordar que esta película no ha recibido ninguna subvención por parte del estado. La verdad es que no se si pediros que intentéis verla, ya que ahora mismo las opciones de conseguirlo son realmente escasas.

Gabriel Menéndez Piñera

2 comentarios a Madrid, 1987

  • CRíos Fotografía  dice:

    Por lo que comentas en estas líneas, la película tiene que estar muy bien.

    Saludos

    • celuloide  dice:

      Sí, esa es mi opinión que naturalmente no tiene porque ser la de todo el mundo, pero a mi me ha gustado mucho. Un saludo.

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>