1

Life feels good

life feels

Sin duda el cine polaco tocó en el año 2013 un techo que hacía tiempo al que no llegaba. “Ida” (2013, Pawel Pawlikowski) conquistó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa el pasado mes de febrero, tras una larga carrera de éxitos por festivales que empezó en el Festival de Cine de Londres 2013 y en el Festival Internacional de Cine de Gijón 2013 (en el que arrasó). Además conquistó cinco premios del cine Europeo en 2014 entre ellos mejor película, director y guión. Ante semejantes logros, es difícil pensar que en el mismo año hubiera otra película del país europeo que pudiera siquiera semejarse en calidad a la gran película mundial del 2014. Sin embargo sí que la había, ya que se estrena ahora en los cines españoles, tras haber pasado en 2014 por el Festival de Cine de Gijón (cuan necesario es), “Life feels good” (“Chce sie zyc”, Maciej Pieprzyca). Esta película, realizada también en el 2013 es otra pequeña joya, necesaria, sensible, sobrecogedora y todos los adjetivos que a ustedes se les ocurran después de verla.

“Life feels good” nos cuenta la historia real de Mateusz (David Ogrodnik), un niño paralítico mental al que los médicos han condenado a ser un vegetal toda su vida. Pero el cerebro de Mateusz piensa, razona, ama, quiere comunicarse y sin embargo su cuerpo no le deja hacerlo. A través de los pensamientos del niño y posterior adulto, atravesamos 20 años de su vida con él, sentimos su soledad, amamos a las muchachas que le gustan y sufrimos su dolor.

life feels good 1

Esta pequeña maravilla tiene muchas virtudes, empezando por la maravillosa labor que realizan los dos actores que encarnan a Mateusz, en especial David Ogrodnik encargado de dar vida al personaje en su etapa adulta. Todavía hoy, un año después de haber visto la película, me maravillo al recordar como Ogrodnik ha sido capaz de transmitir tanta ternura, emoción y una perpetua curiosidad sin decir una sóla palabra. Me acuerdo que salí de la sala emocionado pensando en como pudo hacer un trabajo así, no lo asimilaba, estaba fuera de mi alcance. Como curiosidad mencionar que este actor tenía un papel secundario en la mencionada “Ida” como el saxofonista que seducía a la joven monja protagonista.

El director,  Marcel Pieprzyca, consigue el equilibrio necesario para que una historia tan dura como ésta se pueda disfrutar sin caer en ningún momento en el dramatismo excesivo, que sería lo más fácil. Por supuesto la película es trágica, pero también es divertida y contiene un mensaje tremendamente positivo, de tal forma que se sale de la sala con una mezcla muy intensa de emoción, alegría y ganas de vivir.

Life-Feels-Good-2

El film se compone de planos fijos en la mayoría de las escenas, tomados desde una perspectiva media-baja, como si estuviésemos sentados al lado de Mateusz, intentando comprender lo que nos quiere transmitir con sus movimientos espasmódicos. Así mismo, la película está dividida en varios episodios separados por una entradilla con el título de la misma escrito de dos formas diferentes, una de ellas, en un principio inentiligible para el espectador, pero según va avanzando la trama se desvela el secreto de ese raro alfabeto.

Como dije al principio, el film está basado en la historia real de Mateusz Rosinski, lo que hace que, desde el principio de la historia, ésta nos transmita una fuerte sensación de angustia por el personaje principal, a pesar del fuerte cariño que le muestran sus padres y como intentan hacer su vida los más agradable posible.  El hecho de que el espectador oiga los pensamientos de “Mateusz”, en una especie de voz en off,  hace que la sonrisa aflore en su rostro más de una vez ante los diferentes pensamientos que asoman por la cabeza del protagonista de la historia, especialmente en su relación con las diferentes mujeres que pasan por su vida.

life 1

No me queda más que decir que recomiendo fervientemente, al igual que hice cuando se proyectó en el pasado Festival de cine de Gijón, que la gente que tenga la oportunidad de ver esta película no la desaproveche. Pienso que debería ser de obligado visionado para los integrantes de una sociedad actual en el que tener que luchar por la cosa más sencilla es algo que ni se plantea, ya que la mayoría de las cosas las damos por supuestas y no se nos ocurre pensar que hay personas en este mundo que ni siquiera se pueden comunicar con el resto de la gente.

Gabriel Menéndez

 

Un comentario de Life feels good

  • Rumeinia  dice:

    Pues sí tú saliste emocionado de verla imagínate yo, que soy voluntario desde hace más de quince años en un centro para chavales con parálisis cerebral.
    Película emocionante que consigue evitar la sensiblería tratando un tema en el que es muy difícil no caer en ella.
    Fue toda una sorpresa para mí en su día, se convirtió en mi película favorita de esa edición del Festival de Gijón y estoy encantado de que se estrene en España (la verdad es que no contaba con ello). Un filme necesario, humano y vitalista. Vivir y comunicarse frente a todo.

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>