0

Todos lo saben

todos lo saben cartel

Desconozco por completo si Asghar Farhadi tenía algún conocimiento previo de nuestro país y (sobre todo) de su paisanaje. Si no es así, debe haberse empapado de nuestra cultura de manera exhaustiva, ya que en “Todos lo saben” (2018), su última película y la primera que el director Iraní rueda en nuestro país, refleja de manera excelente la forma de ser de los españoles, más particularmente, la de los habitantes de esos pueblos de la España interior.

Laura (Penélope Cruz) llega de Argentina con sus dos hijos a su pueblo natal de Castilla La Mancha a la boda de su hermana Ana (Inma Cuesta). Su marido Alejandro (Ricardo Darín) se ha quedado en Argentina por temas laborales y no la ha podido acompañar. Nada más llegar se reencuentra con Paco (Javier Bardem) su antigua pareja de la adolescencia, el cual ahora está casado con Bea (Barbara Lennie). Tras la celebración de la boda y durante el banquete se produce un apagón y a partir de ese momento los acontecimientos se suceden de forma trágica para todos.

todos lo saben 2

La película tiene muchos y variados puntos a favor, así como algún que otro aspecto mejorable, que no desmerece el resultado final de la misma. Una obra de un nivel técnico insuperable, con unas actuaciones asombrosas y una atmósfera que te envuelve y no te deja evadirte de lo que sucede en la pantalla.

Farhadi despliega una narración plena de metáforas, en la que la puesta en escena, el montaje, la ambientación y el uso de la cámara se confabulan para lograr una serie de escenas de una calidad tremenda. De todas ellas hay dos que me dejaron con la boca abierta y que deberían mostrarse en cualquier escuela de cine. La primera es la escena del banquete de la boda, algo que siempre ha dado mucho juego en el cine, pero que el director Iraní transforma en una sucesión interminable de momentos minúsculos de puro placer cinematográfico gracias al montaje, a la música y a unos actores maravillosos. La segunda es mucho más sencilla (como contraste quizás a la anterior), pero se trata de un recurso narrativo excepcional. Me refiero a la primera aparición de Ricardo Darín en persona en la película y que no voy a comentar más para no desgranar la historia.

todos lo saben 1

El guión del film, escrito por el propio director, es una amalgama de dos géneros, el drama y el thriller. En el primero Farhadi se mueve como pez en el agua, creando unos personajes muy propios en él, cuyo pasado revuelve sus acciones del presente y los sentimientos (claros u oscuros) deciden el destino de ellos mismos y de los que se mueven a su alrededor. Sin embargo en el thriller es donde flojea la capacidad del director Iraní, los recovecos argumentales son flojos y previsibles, la resolución del misterio hace que la sensación de estar ante una obra superior decaiga bastante y los personajes principales y sus cuitas personales son mucho más interesantes que el mcguffin que las provoca.

Ya me he referido en dos ocasiones a la calidad de las interpretaciones, las cuales junto al trabajo técnico es lo más destacable de la película. De un reparto tan excepcional como éste, resulta difícil destacar, sin embargo Penélope Cruz realiza un trabajo memorable, mezclando acentos, sensaciones, intimidad y sufriendo como pocas han logrado sufrir en la gran pantalla. Hay escenas en que es el vivo reflejo de la angustia y la desesperación. A su lado está su marido en la vida real, Javier Bardem dando de nuevo muestras de ser uno de los mejores actores del mundo con una actuación plena de naturalidad y de carisma. Si hay alguien al que ésto último le sobra es a Ricardo Darín, el cual vuelve a llenar la pantalla, a pesar de lidiar con un personaje bastante menos agradecido de los que le suelen ofrecer.

todos lo saben 3

Al lado de este trío de ases fluyen una nómina de secundarios de auténtico lujo, encabezados por una Barabra Lennie que asusta cada vez más a cada nueva película que realiza y por un Eduard Fernandez que es un titán adecuándose a los personajes que representa y que transforma a un personaje gris en alguien cercano, alguien a quien cualquiera de nosotros puede conocer en su vida real. Sobre Ramón Barea poco se puede decir, salvo que vuelve a dar todo su ser en la encarnación del patriarca familiar, con un resultado memorable. Elvira Minguez es uno más de esos tristes casos de excelentes actrices que no trabajan más, y en mejores papeles, porque su belleza no se ajusta a los cánones que marca la sociedad y por lo tanto los productores no consideran adecuadas para determinados papeles. Sin embargo es una actriz de un nivel estratosférico y cuya mirada habla por sí sola. Quizás sea Inma Cuesta la actriz que menos destaca de todo el reparto, ya que a su personaje se le da muy poca bola a lo largo del film y no tiene casi implicación en la trama principal.

Antes de terminar no quiero dejar de destacar las bellas canciones compuestas por Javier Limón para la película y que es uno más de los muchos detalles que hicieron  que en determinados momentos me pareciera estar viendo una película de Pedro Almodovar. En definitiva “Todos lo saben” es un excelente drama con muchísimas razones para verla y disfrutarla. Una película en que los pequeños detalles cuentan mucho más que una larga escena de diálogos.

Gabriel Menéndez Piñera

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>