2

Vivir es fácil con los ojos cerrados

 vivir_es_facil_con_los_ojos_cerrados-cartel-5124

Si hay algo que reamente destaque en la última película del director y guionista español David Trueba, estrenada el pasado 31 de Octubre, es el retrato veraz y crítico que nos muestra de la España de finales de los años 60. Una España ignorante, casi tercermundista, cerrada a todo lo que venga de fuera (salvo las divisas de los turistas y de los equipos de rodaje extranjeros que tantas películas hicieron en esos años en nuestro país), sobre todo a cualquier innovación cultural. Una España que pasaba hambre, pero a la que le preocupaban mucho más las convenciones sociales, el que diran. Una España todavía reprimida en lo moral y asustada ideológicamente debido a la opresión ejercida en los 25 años anteriores por el gobierno del General Franco tras su victoria.

Y para hablar de todo eso, Trueba parte de una anécdota real y simpatica, la de un profesor de provincias que acude a Almería para intentar hablar con el Beatle John Lennon que durante esos días está rodando una película en nuestro país. Así, la película nos cuenta la historia de tres personajes, Antonio (Javier Cámara) es el profesor que viaja desde Albacete para intentar conocer a Lennon, Belén (Natalia de Molina) es una joven embarazada que se ha escapado de un centro para jóvenes descarriadas donde su madre la había internado y Juanjo (Francesc Colomer) es otro joven que se ha escapado de casa  tras una discusión con su padre. Los tres se encuentran en la carretera, continuando juntos el viaje que les lleva hasta Almería.

critica-vivir-es-facil-con-los-ojos-cerrados-649x330x80xX

 Se podría decir que “Vivir es fácil con los ojos cerrados” es una road movie, aunque el camino en coche de los tres personajes hasta Almería no ocupe más de 15 o 20 minutos de metraje. Sin embargo, este viaje y su estancia en tierras andaluzas supone un verdadero “viaje” para ellos que cambia sus vidas en mayor o menor medida.

Lo que más resalta en un principio de los personajes es su buen carácter, son todo amabilidad y buenas intenciones, casi parecen personajes de un cine de otra época. Sin embargo son personajes complejos con más lecturas de las que se ven a primera vista. Así el personaje de Javier Cámara, tras su amabilidad con los demás, sus bromas  y su verborrea incontinente, esconde un ser forzósamente solitario, necesitado de cariño. Se podría decir que este personaje que se quiere entrevistar con Lennon es en realidad el mismo John Lennon, el cual en esa misma época ya había escrito su famosa canción “Help” en la que pedía auxilio porque no sabía como llevar adelante la soledad de la estrella de rock. Tal teoría se apoya en que el carácter de Lennon era muy similar al del personaje de Antonio, era una persona que usaba el humor como barrera que le defendiese ante su inseguridad personal. Así mismo la última escena de la película (que no voy a contar) es muy llamativa al respecto de esta teoría.

foto-vivir-es-facil-con-los-ojos-cerrados-5-971

Además hay otro personaje que quisiera destacar, se trata del personaje que regenta el bar del pueblo, encarnado por el actor Ramón Fontseré. Se trata de un personaje que se viste por los pies, un filósofo de una vida que le ha dado palos por todos los lados, pero que él lleva con resignación a su manera. Es imposible no quedarse enamorado de un personaje como éste que da una lección de generosidad, personalidad y saber vivir con lo que la vida te da y te quita.

El guión corre a cargo del director David Trueba y se caracteriza por unos diálogos quizá excesivamente simples, para lo que nos tiene aconstumbrado. Unicamente en la parte final del film éstos se tornan más críticos con la España del momento en que transcurre la película.

El tíulo de la película se corresponde con la traducción al español del primer verso de la canción de John Lennon “Strawberry fields forever”, la cual compuso durante su estancia en Almería para rodar la película “Como gané la guerra”  (“How i won the war” 1967, Richard Lester). Pero dicho título tiene otras lecturas ya que “´Vivir es fácil con los ojos cerrados” se podía aplicar a la ceguera voluntaria que sufren mayoría de los españoles tanto en el momento histórico que narra la película como en el momento en que ha sido rodada (es decir ahora). En efecto, con este título el director critica la pasividad de la sociedad española que, antes y ahora, vive su vida sin luchar contra las injusticias sociales y sin comprometer su vida ni sus comodidades ante la dura realidad que tiene que soportar muchos compatriotas.

La dirección de Trueba es correcta sin más, sin grandes pretensiones al respecto. El ritmo es vivaz al principio del filme, pero hacia la mitad del mismo se atasca un poco, al igual que la narración de los hechos ya que durante unos 20 minutos parece que no pasa nada en el mismo. Sin embargo hacia el final se recupera bastante el interés del espectador con el desenlace de la historia.

vivir-es-facil_david-trueba-649x330x80xX

Es en ese final en el que Trueba mete más el dedo en el ojo de aquella España ignorante y cerrada. Hay una escena en concreto en la que están en la playa friendo unos peces y el personaje de Frnaces Colomer quiere coger la libreta del profesor, en la que anteriormente había escrito John Lennon, con las manos sucias de la grasa del pescado. Pero Antonio el profesor no le deja hasta que no se las limpie, para lo cual el joven utiliza una página de periódico, en la que aparece una foto del dictador y con la que después hace una pelota de papel para, a continuación, sumergirse en la lectura de lo que Lennon escribió. Es difícil imaginarse una mejor manera de reflejar alegóricamente la necesidad de libertad cultural que tenian los jóvenes españoles de aquella época.

Punto y aparte merece la estupenda música compuesta para la película por dos músicos de Jazz excepcionelas como son Charlie Haden y Pat Meheny. En ella se mezcla el sabor español añejo con una cierta melancolía propia de la historia que se nos narra y en la que la guitarra de Pat Meheny se superpone al contrabajo de Charlie Haden en unas melodías deliciosamente lentas.

En definitiva, se trata de una buena película en la que, como en todas las obras de este director, se nota que está a la vez hecha con mucho cariño y con mucha mala baba oculta tras la trama principal. Otra joyita del cine español de los últimos años y ya van siendo unas cuantas, las suficientes como para que la gente se de cuenta de que el cine español es bastante mejor de lo que la gente piensa.

Gabriel Menéndez Piñera

 

 

2 comentarios a Vivir es fácil con los ojos cerrados

  • celuloide  dice:

    Gracias por tu comentario Juan Manuel. Efectivamente, como ya pusimos en la crítica, esta película esta basada en un hecho real. Eso sí, desconocíamos el dato del periodista.

  • Juan Manuel  dice:

    Esta película está basada en una historia real. El profesor se llama -aún existe- Juan Carrión y es de Cartagena. La historia fue descubierta y narrada, muchos años más tarde, por el periodista almeriense Adolfo Iglesias.

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>