1

Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)

Cartel-de-Birdman

Si tuviese que definir con una única palabra “Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia) (“Birdman or (the unexpected virtue of ignorance”, 2014) la última película del director mejicano Alejandro González Iñárritu sería la siguiente: excesiva. Todo en esta magnífica obra es excesivo, todo es más de lo normal, de lo habitual, de lo que estamos acostumbrados.

“Birdman” nos habla de Riggan Thomson (Michael Keaton), antigua estrella de Hollywood famosa por haber encarnado al superhéroe Birdman en tres películas y que ahora, en su momento más bajo tanto personal como profesional, intenta sacar a flote una obra de teatro en Broadway. Sin embargo en los días previos al estreno todo parece venirse abajo, lo que hace que las inseguridades y neurosis de Riggan florezcan en todo su esplendor.

birdman 1

Resulta difícil empezar a hablar de una película tan densa, compleja, con tantas lecturas y que reparte cera por todas las esquinas del mundo del espectáculo. Comenzaré por la parte técnica, en la que Iñárritu y sus colaboradores han realizado un trabajo mastodóntico para contar toda la película en un único plano secuencia, que no es tal ya que hay varios cortes casi imperceptibles (la mayoría de  ellos cuando  los personajes atraviesan una puerta que da al exterior del teatro o al revés). Durante toda la película la cámara se mueve persiguiendo a los personajes, pasando de unos a otros con una precisión quirúrgica sin perder lo más mínimo el ritmo frenético de diálogos (o monólogos) con el que nos obsequia el film. Todo ello entre los camerinos y las bambalinas de un teatro que se nos manifiesta como un personaje más de la película.

Por otro lado, la fotografía de Emmanuel Lubezki es sencillamente gloriosa, marcando y definiendo personajes y situaciones de una manera clara y diáfana, pero con un hálito constante de miseria, de drama que no acaba de romperse. Sin embargo lo más destacable en esta película,  en el aspecto técnico, es el uso del sonido, sencillamente porque es difícil que en una película tan densa como es esta te fijes en ello y sin embargo Iñárritu y sus colaboradores hacen un uso tan excepcional del mismo que resulta imposible no notar su constante presencia.

birdman 3

Lo mismo sucede con la música, la cual consta en un 90% de música de batería interpretada por Antonio Sánchez. El sonido seco de este instrumento a ritmo de jazz genera en determinadas escenas una tensión infinita en el personaje de Keaton, la cual se transmite al espectador de forma instantánea.

Respecto a los actores, sólo se puede decir que están todos fantásticos. Michael Keaton borda su papel de antigua estrella neurótica e insegura, que quiere realizar a toda costa algo por lo que se le respete como actor y que lamenta los errores cometidos durante los años atrás en el ámbito familiar. A Keaton le acompañan de forma magistral Edward Norton, como el actor de talento y arrogancia infinitos, Naomi Watts, como la debutante insegura, Emma Stone, como la hija de Riggan en fase de rehabilitación y un Zach Galifianakis que da todo lo que tiene para no desmerecer ante sus compañeros de reparto.

birdman 2

La película nos habla de infinidad de temas y todos ellos son atacados sin piedad. Nos habla por supuesto del ego de los actores, de su necesidad de ver reconocido su trabajo de una manera u otra por la crítica o el público. Nos habla de personas capaz de transmitir sentimientos muy profundos a través de los personajes que interpretan, pero que son incapaces en la vida real de comportarse medianamente como personas maduras.

Las referencias a películas y a actores y actrices reales de Hollywood son constantes en un film que se mueve constantemente entre la representación de la realidad y de una fantasía creada (o no) por la mente del personaje principal. Por supuesto no falta la crítica a los medios de comunicación a los que divide en tres ramas: los que únicamente les interesa la vida íntima de la estrella mediática, los que buscan constantemente algo supraterrenal en las motivaciones del actor y los que únicamente esperan que Riggan se decida a realizar una cuarta entrega del superhéroe que le hizo famoso. Tampoco se libran de la mirada de Iñárritu los críticos a los que califica de seres vagos, incapaces de crear nada y que se autolimitan en sus opiniones sobre el arte por prejuicios clasistas. Gente de cuya opinión más o menos válida depende el éxito o el fracaso económico de una obra y de todos los que se han dejado la piel en ella (por suerte yo no tengo tanto poder).

birdman 4

¿Y del público en general?, ¿Qué opina Iñárritu de la gente que puebla esta sociedad en la que vivimos?. Opina (al igual que yo) que la masa social vive en una ignorancia consentida y apoyada por el estado y los medios. Una masa que es a la vez esclava y señor feudal del territorio que marcan la televisión, internet y las redes sociales y que todo lo que no aparezca en ellos no existe como tal. Un territorio en el que cada día se crean y se destruyen falsos héroes y villanos consumidos por su propia falta de consistencia como tales.

Si algo malo se puede decir de “Birdman” es que llega un momento en la película en que se ahoga en sí misma, en su continuo plano secuencia, en sus personajes, en su reducido entorno. Quizás le falte algo más que esos últimos momentos en que el personaje principal se libera de sí mismo y de sus miedos. Quizás la película también necesitase de algo que la liberase de sí misma…. o igual no.

Gabriel Menéndez

 

 

 

Un comentario de Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)

  • Esteban  dice:

    A mi me ha gustado mucho. Es una película muy ambiciosa, quizás demasiado y ahí tal como mencionas, corre riesgo importante de perderse en el camino. Con todo, me ha encantado. Excelente tu reseña, destacas cada uno de los planos que la película aborda.

    Saludos!
    Esteban
    http://politocine.blogspot.com

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>