0

Truman

truman cartel

Una de las escenas del cine español que más tengo grabada en la memoria es aquella de la película “Volver a empezar” (1982, Jose Luis Garci) que nos mostraba una larga conversación entre el personaje principal Antonio Albajara (Antonio Ferrandis) y su amigo “Roxu” (José Bódalo, ¡Qué enorme actor y que poco le ha sido reconocido!). En ella, Ferrandis le decía a Bódalo que estaba enfermo de cáncer y que le quedaban sólo unos meses de vida, todo ello con un realismo y una naturalidad simplemente maravillosa. Las caras de José Bódalo mostraban sin palabras el enorme cariño que sentía por su amigo y el enorme respeto entre ambos. Posteriormente la película se centraba en la relación entre Antonio y su antigua novia de juventud dejando a los espectadores con ganas de más escenas como la que acabo de mencionar entre esos dos amigos.

Ahora, 33 años más tarde, el director Cesc Gay ha compensado esa necesidad creando “Truman” (2015), una película que tiene muchas similitudes (no se si conscientemente o no) con esa escena de “Volver a empezar”. En “Truman” se nos cuenta la relación entre dos viejos amigos, que vuelven a verse después de bastante tiempo en circunstancias casi iguales a las de la película de Garci. Ellos son Julián (Ricardo Darín), enfermo de cáncer sin posibilidad de cura y que ha decidido dejar de luchar contra la enfermedad y Tomás (Javier Cámara) el cual vive en Canadá y viene unos días a ver a su amigo e intentar convencerle para que siga peleando contra el cáncer.

truman 4

“Truman” nos muestra la extraña relación que se produce al encontrarse por primera vez dos amigos sabiendo que uno de ellos se va a morir y van a ser los últimos días que van a pasar juntos. Dos personas totalmente diferentes pero que, al igual que en la película de Garci, se profesan un enorme cariño y respeto. De la incomodidad de Tomás  en las primeras escenas al tener que acompañar a Julián al médico y al tanatorio a encargar un féretro para su futura muerte se pasa de forma totalmente natural al encuentro de Julián con su hijo estudiante en Ámsterdam y a todo un catálogo de escenas cotidianas entre los dos amigos a través de las que el espectador asiste a una comunión perfecta entre personajes y actores protagonistas.

Porque si podía haber dos actores capaces de sacar adelante esta trama éstos eran sin duda los escogidos por Cesc Gay. Tanto Cámara como Darín (especialmente este último) dan todo un recital de verismo, sencillez, gestos contenidos, sonrisas cómplices, replicas cómicas y, sobre todo, de sensibilidad en los momentos más crudos de la película. Darín es, sin duda, uno de los mejores actores del mundo y película a película sigue aumentando su leyenda como tal. Desde Humphrey Bogart no ha habido nadie que llene la pantalla tanto como lo hace el actor argentino, tiene ese aura, ese carisma necesario para traspasar el límite que va de actor a lo que antes se conocía como estrella de cine. Por su parte Javier Cámara continúa también creando personajes imborrables año tras año en una carrera que ya parece algo fuera de lo común y que únicamente su físico tan “normal” le ha alejado de tener un mayor impacto entre el gran público. El excelente trabajo de ambos ya ha sido premiado con el premio para ambos como mejor actor en el pasado Festival de San Sebastian.

truman 3

Otro aspecto destacable del film llega al mostrar las diferentes reacciones del entorno cercano de Julián ante su enfermedad, las cuales van desde la dedicación de su prima Paula (Dolores Fonzi) a la falsa compasión de su jefe en el teatro, pasando por los que directamente hacen como si no lo hubieran visto al cruzarse con él.

Respecto al aspecto técnico, el director consigue una puesta en escena clásica, algo llamativa en ocasiones. Sin embargo no efectúa demasiados alardes con la cámara con la clara intención de no desviar la atención del espectador de lo importante en esta ocasión, que es la trama y sus actores. Amante de las películas corales como “En la ciudad” (2003) o “Una pistola en cada mano” (2012), Cesc Gay se centra en esta ocasión en la especial relación de los protagonistas. No por ello deja de regalarnos muy breves intervenciones de destacados actores y actrices de nuestro cine, de la categoría de Eduard Fernández, Silvia Abascal, Nathalie Poza, Javier Gutiérrez, Alex Brendemühl o Jose Luis Gómez.

truman 2

El guión, firmado por el propio director con la colaboración de Tomás Aragay alterna los momentos cómicos con los dramáticos en una historia realista, por desgracia demasiado habitual en nuestros días, dentro de una sociedad que se empeña en  mantener oculta en nuestra mente la idea de que, tarde o temprano, no espera la muerte con todas sus consecuencias.

Y a todo esto ¿Quién es Truman? se estará preguntando el lector de esta crítica que no haya visto la película. Truman es alguien muy especial, es un perro bóxer propiedad de Julian y que es el gran catalizador de las emociones del film. Durante el mismo se nos muestra a Julián como una persona muy poco responsable, no tiene dinero, se acuesta con las mujeres de sus amigos, no sabe cocinar, no se relaciona adecuadamente con su hijo, al cual hace mucho tiempo que no le manda dinero, etc. Sin embargo Truman saca de él lo mejor como persona, le cuece arroz con carne todos los días en vez de darle pienso industrial, le deja al veterinario varias visitas pagadas con antelación por lo que pudiera pasar y su mayor preocupación es conseguir que una buena persona le adopte antes de que llegue su hora.

truman-trio

Es éste quizás el mayor logro del film, mostrar de forma realista la relación tan especial que se forma entre un perro y su dueño y como la fidelidad de uno sobre otro es mutua y alcanza cotas insospechadas para las personas que nunca han compartido su vida con un perro. Es en los momentos en que Truman entra en juego los que transmiten una mayor emoción al espectador, el cual comprende que el perro es lo que más siente perder Julián y que es el que le ha mantenido con ánimo y ganas de seguir luchando durante el último año y medio. Truman ha sido durante mucho tiempo el sustituto de Tomás, alguien que le sigue a todas partes sin decirle lo que tiene que hacer y sin pedirle nada a cambio. En realidad Truman es….Tomás.

Gabriel Menéndez Piñera

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>