0

Abracadabra

abracadabra cartel

Si algo echaba de menos en el cine actual, tanto en el nacional como en el extranjero, era alguien que se atreviese a hacer películas arriesgadas, que se saliesen de las pautas comerciales y buscasen dejar huella en el espectador, a través de una mezcla de estilo propio y homenajes a grandes genios del cine clásico. Y de repente aparece alguien que realiza ese tipo de películas. Me refiero, por supuesto, a Pablo Berger, el cual ya con “Blancanieves”(2012) había tenido la osadía de hacer un film mudo, en el que se mezclaban todo tipo de homenajes para crear una obra única y maravillosa. Ahora, este mismo director, nos presenta una nueva muestra de cine arriesgado y fuera de lo corriente con “Abracadabra” (2017), una película en la que se nos retrotrae a la década de los 80, de una forma tremendamente original y con un nivel artístico fuera de toda duda.

Carmen (Maribel Verdú) y su marido Carlos (Antonio de la Torre) son un matrimonio de clase media-baja, en el que ella sufre constantemente el mal talante y el egoísmo de él. Sin embargo un día Carmen se da cuenta que Carlos está poseído por un espíritu, que hace que se comporte de forma totalmente diferente. Con la ayuda de su primo Pepe (José Mota) intentará devolver a su marido al estado habitual, a pesar de que el nuevo Carlos es mucho más fácil de llevar.

abracadabra 1

Difícil me resulta hablar de esta película, ya que podría pasarme horas escribiendo y no habría terminado. Berger realiza un arriesgado truco circense sin red, en el que Almodovar se da la mano con Kubrick o James Wan intercambia frases con Fernando Fernán Gómez. No es una obra maestra, tiene sus defectos (pocos), pero a aquel espectador que se deje llevar por su magia, le recompensa con una pléyade de momentos de cine de un nivel asombroso, amalgados con una historia que, entre risa y risa, deja un poso de inquietud en el espectador.

El director vasco vuelve a demostrar que es un genio a la hora de sacar de sus actores lo que necesita en cada momento. Algo de lo que ya había dado muestra en “Blancanieves” y que ahora aparece sobre todo en la interpretación de un Jose Mota, sobrio y contenido, en un personaje que era carne de histrión. El resto del reparto, mucho más contrastado, está también a un nivel excelente, destacando un roba escenas de marca mayor, como es Josep María Pou.

abracadabra 2

Respecto al guión, del propio Berger, es divertido (sin buscar la risa fácil), original (transitando entre los géneros de forma fluida), disparatado (mucho, pero mucho, mucho) y acierta plenamente al no buscar el fácil discurrir de la comedia grotesca y, sin embargo, dirigirse sin rubor por  los caminos del humor negro e inteligente.

Habrá espectadores jóvenes que no van a pillar muchos de los referentes ochenteros que aparecen a lo largo del metraje, pero no debería ser óbice para que disfruten de “Abracadabra” como una película de marca mayor. Así mismo, será más fácil pillar el punto del film a aquellos espectadores que, como yo, vivieron los 80 en todo su esplendor, con todo lo que conllevaron,  positivo o negativo, pero siempre simpático.

Como dejé caer al principio, los homenajes vuelven a estar presentes, al igual que en sus predecesoras, en el tercer largometraje como director de Pablo Berger. Así, se pueden ver claramente escenas que parecen sacadas de películas como “¿Qué he hecho yo para merecer ésto!” (1984, Pedro Almodovar), “El resplandor” (“The shining” 1980, Stanley Kubrick) o “Siete mil días juntos” (1994, Fernando Fernán Gómez).

abracadabra 3

Dejo de forma intencionada, lo mejor para el final de este análisis, el aspecto técnico del film. Todo, absolutamente todo es maravilloso, de un nivel tan enorme que te quedas embelesado mirando una pantalla de cine que se convierte en un escaparate de los milagros, como hace tiempo que no disfrutaba. Tanto el montaje, como el uso del color,  como la puesta en escena, como las posiciones de cámara están tan estudiados y realizados de forma tan brillante, que hay momentos que no te crees que estés viendo algo semejante.

En definitiva, se trata de un film excepcional a todos los niveles, recomendado especialmente para aquellos espectadores que no buscan  más de lo mismo, si no que les gusta meterse en historias diferentes contadas de manera original y arriesgada. Sin duda estos últimos son los que van a disfrutar de “Abracadabra” en toda su plenitud.

 Gabriel Menéndez Piñera

 

 

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>