0

Festival Internacional de Cine de Gijón 2018: Día 2, Sábado 17

ficx 2018

 

 

Segunda jornada del festival, con tres películas de la Sección Oficial en las que el nivel de las mismas no ha sido muy alto. “The load” (Ognjen Glavonic) es la que mejor sabor de boca me ha dejado, mientras que “La priere” (Cedric Khan) me parece una película indigna de este festival. Por su parte a “Madeline´s Madeline” (Josephine Decker) se le agradece lo arriesgado de la propuesta aunque el resultado de la misma sea algo irregular.

the load cartel

Una tragedia de ámbito global como es una guerra implica una enorme sucesión de pequeños dramas personales y familiares que, casi siempre, quedan fuera de los libros de historia, las reuniones de la ONU y las noticias de los telediarios. Aquí es precisamente donde se detiene el joven director Serbio Ognjen Glavonic en su ópera prima “The load”.

Vlada (un excelente Leon Lucev) intenta ganarse la vida en Serbia durante los bombardeos que la Otan realizó sobre Serbia en 1999. Por ello, acepta realizar transportes de una mercancía misteriosa que no se le permite conocer. El espectador le acompañará en su tercer viaje desde Kosovo hasta Belgrado, a través de un país lleno de contrastes. Viaje en el que la cámara no se despega de Vlada excepto en pequeños intermedios, en los que ésta se acerca brevemente a otros individuos, sin revelarnos cual es su situación personal.

the load 1

Ognjen Glanovic, autor también del guión, ha creado una película fría, seca, dura, pero no exenta de sentimientos. Una obra en la que prima la recreación de lo real sobre las piruetas formales y  estilísticas, lo cual no es óbice para que, en determinados momentos, se nos muestre algo de poesía entre tanta sequedad formal.

Sin embargo, lo que realmente consigue con mayor precisión es introducir al espectador dentro del film. Ya desde la primera toma (un gran plano general) parece que lo que sucede en la pantalla fuera la realidad con la que estuviéramos abocados a lidiar. Sensación que aumenta a lo largo del metraje y a la que ayuda la ausencia total de música de fondo. El espectador sólo escucha los ruidos que suceden alrededor del protagonista, en especial el del motor del camión que conduce, como un soniquete del que no pudiera evadirse. Porque en realidad de eso trata la película, de la carga interior que todos llevamos dentro y que en determinados casos, lleva a la persona a querer escapar de todo aquello que le recuerde a lo que perdió.

Se podrá volver a ver hoy domingo a las 17.00 horas en la Sala 9 de los cines Yelmo.

la priere cartel

 Hay películas que nos son buenas porque les sobran cosas y otras porque que les falta. En el caso de “La priere” (2018, Cedric Khan) tiene ambos problemas y de forma consistente. Le sobra adoctrinamiento y le falta muchísima calidad en el aspecto formal, lo cual es una pena porque el tema que trata podría haber dado para una película mucho más sustanciosa.

Thomas (Anthony Bajon) es un joven que, como otros muchos, ha caído en las redes de las drogas duras. Para salir del pozo ingresa en una comunidad, regida por un cura y otros ex-drogadictos, en la que la religiosidad y el trabajo físico son la base para curar a los adictos que acuden allí como su última esperanza.

la priere 1

El director Cedric Khan se obstina en mostrar una y otra vez  largas escenas de los jóvenes orando,  en misa o cantando himnos religiosos, las cuales no hacen sino romper por completo el ritmo de la película. Además dichas escenas, al igual que el resto del film, están rodadas de forma totalmente plana, con la cámara fija y con una colocación de la misma absolutamente convencional. Por si fuera poco, el final (que no voy a desvelar) me produjo una gran sensación de vergüenza ajena.

Lo único destacable de “La priere” es la actuación del joven protagonista Anthony Bajon, el cual ofrece una labor con mucha fuerza y naturalidad que le valió el premio a mejor actor en el pasado Festival de Berlín. Sin duda una gran decepción dentro de la Sección Oficial que esperemos que a partir del domingo empiece a levantar el vuelo. Se puede volver a ver hoy domingo 18 a las 17.15 en la Sala 13 de los Cines Yelmo y el viernes 23 a las 17.30 en Gijón Sur.

madeleines cartel

Si “La priere” no es una película para el Festival de Gijón, “Madeline’s Madeline” sí tiene por lo menos algo de ese carácter experimental, que es la marca de fábrica del mismo. La directora americana Josephine Decker intenta meternos en algo tan complicado como es el cerebro humano, más aún si ese cerebro no está especialmente sano.

Madeline (Helena Howard) es una joven de 16 años con problemas psicológicos, con una madre hiperprotectora (Miranda July) y que intenta normalizar su vida a través de un taller de teatro. Su profesora Evengeline (Molly Parker) se da cuenta del talento y la complejidad mental de Madeline, por lo que intenta potenciar su actividad teatral a través de una relación más íntima entre ambas.

madeleine 1

El film no es fácil de ver para el gran público, ya que en algunos momentos resulta repetitivo al mostrarnos la relación madre-hija y las rutinas de la clases teatrales. Sin embargo en otros momentos resulta fascinante, gracias a la poderosa actuación de la debutante Helena Howard, la cual despliega todo un torrente de emociones gracias a un rostro y una mirada absolutamente hipnóticas.

Sin duda se trata de una obra que no dejará a nadie indiferente, habrá quien la odie y habrá quien la ame. En mi caso me quedo más con lo segundo que con lo primero aunque, como he comentado, no está exenta de defectos. Se podrá volver a ver hoy domingo 18 a las 22.15 en la Sala 9 de los Cines Yelmo y el viernes 23 a las 17.15 en la Sala 13 de los Cines Yelmo.

Gabriel Menéndez Piñera

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>