1

La herida

 La_herida-317069703-large

Esta película nos vuelve a demostrar que, aunque se tengan pocos medios económicos, si se dispone de talento se puede hacer una gran película. Así, el dúo formado por el director Fernando Franco y la actriz Marian Alvarez han hecho que un proyecto tan minimalista como “La herida” se convirtiera en unos de las mejores películas españolas del 2013. Una pelicula que es imposible que triunfe en la taquilla dado el tema que trata,  su forma de narrarlo y la escasísima promoción que le han hecho, pero que a mi personalmente me parece una excelente manera de mostrar a mucha gente que se pueden hacer buenas películas, a pesar del estrangulamiento económico e institucional al que el cine español está sometido en estos momentos.

“La herida” nos habla de Ana (Marian Alvarez), una mujer de 28 años con transtorno límite de la personalidad debido, entre otras cosas, a un trauma de la infancia. Estos problemas no impiden que realice su trabajo como conductora de ambulancia asistencial, pero si hacen que le sea casi imposible relacionarse de forma normal con el resto de las personas, incluidos su entorno más cercano como su madre, sus amigas o sus compañeros de trabajo.

la herida 2

Lo más llamativo de la película es el seguimiento constante que hace la cámara del rostro de Marian Alvarez, así durante el 99% del metraje seguimos a Ana en su vida diaria, en su trabajo y, sobre todo, en su soledad, su dolor y su desamparo. Esto hace que el trabajo de la actriz sea agotador, ya que ella lleva el peso de la totalidad del filme y, a menudo, en largos planos secuencia silenciosos que la actriz soporta con extrema naturalidad. La excelencia de su labor le ha llevado a cosechar la Concha de Plata a la mejor actriz en el pasado Festival de cine de San Sebastián, mismo premio que recogió en el Festival Mar del Plata. Así mismo es muy probable que suyo sea el Goya a la mejor actriz protagonista en la próxima gala de los premios del cine español, para el que está nominada.

la herida 3

La labor del director Fernando Franco, en éste su primer largometraje, es muy notable. Entre sus virtudes está el hacer de la sencillez en la puesta en escena una virtud, rodando en largos planos secuencia y logrando además con ello un mayor grado de realismo, ya que al estar constantemente la cámara pegada al cuerpo de la protagonista, nos parece estar acompañando a una amiga que estuviese pasando un mal momento.  Sin embargo Franco, autor también del guión junto a Enric Rufas, no deja que nos apiademos de Ana, ya que ésta en sus malos momentos se comporta de forma agresiva con los que la acompañan, pasando repentinamente de un estado emocional alegre a otro completamente opuesto. Esto hace que se rompa la empatía del personaje con el público, negando así cualquier rastro de sensiblería en el tratamiento de la historia.

Otro aspecto que ayuda al realismo de la cinta es la ausencia total de música añadida durante toda la película, lo único que se oye, además de las voces de los actores, es el sonido ambiente del entorno en que se estén moviendo en ese momento.

El hecho de que Ana trabaje como asistenta sanitaria trasladando diferentes enfermos en su ambulancia nos lleva a hacernos las siguientes preguntas: ¿por qué no aparece alguien que la asista a ella?, ¿por qué sigue habiendo esa discriminación con los enfermos mentales respecto al resto de enfermedades?. No hay nadie que vaya hasta casa de Ana a animarla (es decir, a curarla) cuando su enfermedad le golpea, cosa que sí ocurre con el resto de enfermedades crónicas. Ello nos lleva a la paradoja de que un enfermo muy grave se gane la vida asistiendo a otros.

_laherida_d6e90eca

El título de la cinta no nos habla de las heridas que se autoinflinge Ana en su desesperación y que intenta ocultar a los ojos de los demás, tampoco se refiere a su enfermedad, si no que se refiere a esa herida sufrida en su infancia, algo tan cruel y profundo que ha hecho de ella una pseudomujer, alguien incapaz de ser feliz porque no es capaz de olvidar y esa herida nunca se acaba de cerrar, volviendo a sangrar con sólo hurgar un poco en ella. Este aspecto queda excepcionalmente reflejado de una manera muy sutil en una escena que no voy a revelar por no fastidiar a los que no hayan visto la película.

Aparte de los premios que ya ha recibido, como el premio especial del jurado en San Sebastin, “La herida” ha sido nominada en seis categorías en los próximos premios Goya: mejor película, mejor director novel, mejor actriz principal, mejor guión original, mejor montaje y mejor sonido. De las seis candidaturas tiene muchas posibilidades de llevarse el de mejor actriz prinicpal y el de mejor director novel, si obtiene alguno más mejor todavía.

Desde este blog siempre intento apoyar a las películas valientes, que no buscan reventar las taquillas. Películas que tratan temas que a veces pueden resultar desagradables, pero que reflejan la vida y que nos enseñan a ser más tolerantes con personas diferentes a nosotros. Este es el caso de “La herida”, una película no apta para públicos que únicamente buscan diversión en el cine, ni para aquellos que no ven más allá de lo que pasa en su reducido círculo de familiares y amigos.

 Gabriel Menéndez

 

Un comentario de La herida

  • marce  dice:

    Excelente comentario. Me ha encantado Marian en el papel. No reventará taquilla entre otras cosas porque los pases en las salas duran tan poco que ni tiempo te da para organizarte, acabas viendo estas películas en cine fórums o pirateadas; que pena de distribución.

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>