0

Any day now

Any_Day_Now-cartel

Creo que uno de los mayores placeres de este mundo es ver una película de la cual no tienes ninguna referencia, de la que nunca has oído hablar (algo raro en mi caso) y encontrarte con una pequeña maravilla, con una película de gran sensibilidad, que nos cuenta una historia real y muy dura,  pero preciosa y que nos muestra lo mejor y lo peor de ese extraño animal que es el ser humano. Todo ello y más es lo que nos ofrece la película de la que voy a hablar a continuación, la cual se titula “Any day now” (2012, Travis Fine).

El argumento es el siguiente: Rudy (Alan Cumming) es un homosexual que trabaja de transformista en un pequeño local en Los Angeles a finales de los años 70. Su vecina es una drogadicta que tiene un hijo, Marco (Isaac Leyva) con síndrome de Down el cual, cuando la madre es encarcelada por traficar con droga, queda a merced de los servicios sociales. A partir de ahí, Rudy y su reciente pareja Paul (Garret Dillahunt) harán todo lo posible por conseguir la custodia del niño de 14 años. Sin embargo la sociedad bienpensante norteamericana no concibía en aquellos años semejante posibilidad y hará todo lo posible por evitar que Marco viva con esas dos personas.

any day now 1

Lo primero que me ha llamado la atención investigando sobre la película tras su visionado es que no se ha estrenado en nuestro país, ni en cines ni en formato doméstico. Esto es algo que me parece increible, con la cantidad de basura  proveniente de los states que se estrena en los cines españoles todos los meses, ¿cómo puede ser posible que esta película no haya llamado la atención de ninguna distribuidora?. Considero que es una película que se debería poner a todos los jóvenes del mundo civilizado, ya que no sólo es una cinta que puede ayudar a eliminar prejuicios contra las personas homosexuales, si no que también nos muestra la problemática de los hijos de los drogadictos, de los delincuentes y de los niños con deficiencias psíquicas, los cuales precisan vivir con personas que los quieran (que no abundan precisamente).

El guión, que está basado en hechos reales, está escrito por el propio director Travis Fine junto con George Arthur Bloom. Se trata de un guión bastante conciso, en el que algunos detalles chirrían bastante, pero que cumple su función de sobra. Hay en él unos cuantos diálogos de gran calidad, con detalles de humor que alivian el tema tan grave que nos cuenta y escenas de enorme sensibilidad que llevan al espectador a involucrarse tanto con la historia como con el trío protagonista.

any day now 2

Sin duda el gran baluarte de la cinta es el actor Alan Cumming, el cual realiza una interpretación memorable en su papel de Rudy, una persona extremadamente sensible, pero que se rebela ante las injusticias sociales sufridas por los homosexuales en aquella época. Su labor expresiva es sencillamente genial, pasando de la risa al llanto, del amor a la rabia con una facilidad tan pasmosa que nos recuerda en muchas escenas al gran Charles Chaplin. También es realmente destacable la labor de Isaac Leyva, el niño con síndrome de Down que interpreta a Marco, que en alguna de sus escenas llega a ponernos los pelos de punta.

El director Travis Fine, del cual no tenía referencias hasta esta película, realiza una labor sobria sin querer robar protagonismo ni a sus actores ni a la historia. Fine, se limita a acentuar los aspectos positivos de la historia y de los personajes para conseguir identificar cuanto antes al espectador con lo que sucede en la película. También intenta dar el mayor realismo posible a lo que se muestra en pantalla, mediante el uso en muchas escenas de la cámara en mano, como si fuese un documental en lugar de una obra de ficcíón, aunque esté basada en hechos reales.

Any-Day-Now 3

El título de la película hace referencia a una parte del estribillo de la canción de Bob Dylan “I shall be released” de Bob Dylan, dicho estribillo traducido al español significa “cualquier día de estos, cualquier día de estos, seré liberado”. En este caso, se hace clara referencia a la discriminación sufrida por los homosexuales en todo el mundo a lo largo de la historia y que aún en nuestros días sufren en determinados países. Sin duda seguimos viviendo en una sociedad enferma, si ésta es capaz de discriminar a una persona únicamente por sus gustos sexuales, sin tener en cuenta su calidad humana. Esto queda patente a lo largo de toda la película, especialmente cuando se pone de manifiesto que el estado americano prefiere que el niño esté con su madre drogadicta y delincuente que con la pareja de homosexuales, los cuales le dan al niño todo lo necesario para su desarrollo como persona.

Como dije al principio esta película no está editada en España, por lo que su visionado es complicado, pero sí he descubierto que se puede ver en alguna plataforma de pago por visión de internet. Espero que esta crítica que he escrito haga que alguna persona de las que la lean se acerque a visionar esta película, merece la pena.

No quiero terminar sin dedicar este análisis a todas las personas homosexuales que conozco, yo se lo que habéis pasado y no os podéis imaginar cuanto os respeto. Seguir luchando por vuestros derechos y espero que algún día nadie se sienta discriminado por su condición sexual, ese día el cielo será más azul y el aire más limpio.

Gabriel Menéndez

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>