0

El coleccionista

El_coleccionista cartel

¿Se podía hacer un thriller psicológico con una gran dosis de erotismo en Gran Bretaña, en la década de los 60 sin sufrir los rigores de la censura?. William Wyler creía que sí. ¿Se podía hacer una película en la que el protagonista secuestre a una chica y conseguir que el espectador se identifique con él?. William Wyler creía que sí. ¿Se podría hacer una película con sólo dos personajes y casi siempre el mismo decorado y mantener al espectador atento durante todo el metraje?. William Wyler volvía a creer que sí. El señor Wyler estaba acertado en las tres cuestiones y el resultado de su osadía es “El coleccionista” (“The collector”, 1965).

La película nos habla de Freddie Cleg (Terence Stamp), un nuevo rico introvertido y tímido cuya mayor pasión es coleccionar mariposas. Eso y una chica pelirroja llamada Miranda Grey (Samantha Eggar) a la que secuestra y retiene en una casa en el campo, con la esperanza de que el trato continúo con la muchacha haga que ésta se enamore de él.

el coleccionista1

Esta historia está basada en la novela escrita por John Fowles, la cual convirtieron en guión Stanley Mann y John Kohn para lograr una adaptación a la pantalla realmente brillante. Un guión en el que se profundiza enormemente en la psicología de los dos personajes principales, de tal forma que se logra una gran implicación del espectador en lo que les sucede a ambos, a pesar de que sus intereses son contrapuestos en todo momento.

Otro aspecto destacable es el gran trabajo tanto de Terence Stamp como de la bellísima Samantha Eggar en sus papeles respectivos. Trabajo que les llevó a conseguir los premios a mejor actor y actriz, respectivamente, en el festival de cine de Cannes. Así mismo la actriz también cosechó el Globo de Oro a la mejor actriz por su labor en esta película. En ello se nota la mano maestra del director William Wyler, el cual toda su carrera fue un experto en sacar brillantes interpretaciones de sus actores y actrices, los cuales ha conseguido innumerables premios en dicha categoría en las películas dirigidas por Wyler.

collector-2

Así por hacer un breve resumen, han conseguido el Oscar a mejor actor o actriz en películas dirigidas por Wyler los siguientes intérpretes: Olivia de Havilland, Charlton Heston, Barbra Streisand, Audrey Hepburn, Fredrich March, Greer Garson y Bette Davis. Semejante historial da para pensar que las brillantes actuaciones de Terence Stamp y Samantha Eggar en este film deben mucho a la labor de su director.

¿Y qué puedo decir de William Wyler que no se haya dicho ya?. Puedo decir por ejemplo, que en mi opinión es uno de los directores más injustamente tratados por la crítica actual en el sentido de que su clasicismo, su (en teoría) falta de autoría a la hora de dirigir y su adecuación al sistema de estudios ha hecho que muchas veces se le considere un director sin personalidad propia, un simple artesano (como odio esa palabra en relación a un director de cine) que no tenía una visión ni un estilo remarcable.

stampcollector

Sin embargo William Wyler era un director cinco estrellas, alguien cuyo talento está fuera de toda duda y que durante su carrera consiguió algunas de las secuencias más maravillosas de la historia del cine. Wyler no sólo era un genio colocando la cámara para lograr escenas poderosas, si no que fue uno de los que mejor sabían mover la cámara para dar agilidad a escenas con largos diálogos. En “El coleccionista” tenemos varios ejemplos de esto al conseguir una innumerable cantidad de posiciones de cámara y movimientos de la misma, en el pequeño decorado que constituye la cripta en la que está encerrada la muchacha. Y durante su carrera nos dio innumerables ejemplos de su maestría en estos dos aspectos de la dirección de una película.

Wyler hace una labor magnífica en la presentación y posterior desarrollo de los dos personajes principales, de forma que el espectador no sabe a quien apoyar. El mejor ejemplo de esto lo podemos ver en la escena en que un inoportuno vecino está a punto de descubrir lo que está pasando en la casa. Wyler alarga la escena más de lo  normal de forma intencionada, para crear una gran tensión y tiene la rarísima habilidad de conseguir que el espectador llegue a un estado tal de confusión que no sabe si quiere que descubran y detengan al secuestrador. Esto es debido a que  ha llegado a sentir la suficiente empatía con dicho personaje para que no desee que le suceda nada malo.

el coleccionista 3

Otro aspecto que destaca en la película es el uso de unos colores realmente intensos en la fotografía  a cargo de Ernest Haller. Con este uso del color se nos remarcan especialmente las escenas en que se nos muestran las mariposas capturadas por el protagonista y como la chica se convierte en una más de sus víctimas, una bella mariposa a la que mantiene encerrada en vida para su disfrute particular. El hecho de que la protagonista sea pelirroja tampoco está cogido al azar, ya que es el color de pelo que más destaca en la paleta usada y que más recuerda a los colores de una mariposa.

En resumen, una gran obra cinematográfica de suspense dirigida por mano maestra por Wyler en la que sería su última gran película, a la que seguirían tres obras menores antes de su retiro como director de cine.

Gabriel Menéndez Piñera

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>