0

Black Mass: estrictamente criminal

black-mass-poster

Muchas veces hemos visto alguna películas de Hollywood sobre criminales, en las que la historia se exagera tanto que no podemos menos que fruncir el ceño y pensar en cómo se les puede ocurrir semejantes disparates. En el caso de la película que nos ocupa “Black Mass: estrictamente criminal” (“Black Mass” 2015, Scott Cooper) se podría opinar lo mismo si no fuera porque la historia que nos cuenta, la historia de James “Whitey” Bulger y su relación con el agente del F.B.I. John Connolly, es absolutamente real por increíble que nos parezca.

La acción nos sitúa en Boston, en la década de los 70, allí es trasladado el agente del FBI John Connolly (Joel Edgerton), para colaborar en la lucha contra la mafia italiana de la ciudad en la que nació. Connolly convence a sus jefes para solicitar la colaboración de otro gángster irlandés, James Bulger (Johnny Depp), viejo amigo del agente y hermano de Billy Bulger (Benedict Cumberbatch), uno de los más importantes políticos de la ciudad. Lo que en un principio parece un acuerdo inofensivo se transforma, gracias a la habilidad de James Bulger, en un trampolín para relanzar su poder sobre todo tipo de chanchullos.

black mass 1

No puedo empezar si no hablando del director del film, Scott Cooper, el cual ya me había sorprendido con su película “Corazón rebelde” (“Crazy heart”, 2009). Dicha película hizo ganar un Oscar a Jeff Bridges gracias al excelente personaje de Bad Blake, aquel cantante de Country de vuelta de todo que le robaba el corazón a una inmensa Maggie Gyllenhaal y a todo espectador con un mínimo de sensibilidad. Si en aquella ocasión Cooper ya consiguió sacar el máximo de dos grandes actores, ahora vuelve a hacer los mismo con Johnny Depp y Joel Edgerton, con los que crea escenas memorables, en las que la tensión y la complicidad rodean a los personajes los cuales, literalmente, se salen de la pantalla. Si Jeff Bridges ganó un Oscar y Maggie Gyllenhaal estuvo nominada como secundaria, por “Corazón rebelde”, no sería de extrañar que parte del inmenso reparto de “Black Mass” acuda el próximo mes de Febrero a la ceremonia con expectativas de premio.

Acompañando a Johnny Depp y Joel Edgerton nos encontramos un extenso reparto de campanillas formado por Benedict Cumbertbatch, Jesse Plemons, Dakota Johnson, Juno Temple, Kevin Bacon, Peter Sarsgaard, Rory Cochrane o David Harbour. Sin duda, todo un lujo para el director poder haber contado con una nómina tan larga de buenos actores para dar vida al gran número de personajes reales que aparecen en el film.

black-mass-2

Dejando aparte su magnífica labor como director de actores, Cooper nos muestra un gran catálogo de habilidades muy remarcables. Su uso de los tiempos muertos para remarcar la evolución de los personajes, su excelente colocación de la cámara en casi todos los planos, su uso (pero no abuso) de la música y la cámara lenta, su original puesta en escena. Entre todo ello destaca su capacidad para involucrar al espectador en lo que pasa en la pantalla, incluso más allá, para que el espectador se meta en la mente del gangster e intente adivinar cual va a ser su siguiente reacción. Así mismo, nos muestra la violencia de manera realista, pero sin regodearse en demasía en la misma, nos hace ver que está ahí, presente en todo momento, sin embargo Cooper se las arregla para que no sea lo que más destaque en la película.

Si algún lunar encontramos en la labor de este director es, quizás, haberse centrado demasiado en la pareja protagonista y no desarrollar apenas ninguno de los muchos, y excelentes, personajes secundarios que les acompañan. Debido a ello, la labor de los magníficos actores que los interpretan no brilla tanto como debería. A destacar especialmente el grupo de actores que interpreta a los colaboradores de James Bulger en sus acciones delictivas, simplemente maravillosos.

black mass 3

Otro aspecto que no quiero dejar escapar es el siguiente: la acción, como ya dije transcurre en Boston, ciudad que vuelve a mostrarse como un decorado maravilloso para este tipo de películas como ya pudimos ver en “Infiltrados” (“The departed” 2006, Martin Scorsese) o “The town, ciudad de ladrones” (“The town” 2010, Ben Affleck). La ciudad se nos muestra como un personaje más de la película y su idiosincrasia particular (esa fidelidad tan especial hacia los suyos) impregna el tono no sólo visual si no temático de la misma.

En definitiva una película muy a tener en cuenta en un género como es el del cine de gangsters preñado de obras maestras, ante las que “Black Mass” no tiene que sentirse excesivamente inferior. Sin duda se trata de una de las mejores películas que el cine de Hollywood ha manufacturado en lo que va de año y la confirmación, en su tercer largometraje, del talento de este antiguo actor reconvertido ahora a director que espero que siga en la misma línea que ha ido marcando hasta el momento.

Gabriel Menéndez Piñera

 

 

 

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>