0

El reino

el reino cartel

Que la corrupción es un mal endémico de este país (y del ser humano en general) lo saben hasta los adolescentes. Sin embargo, siempre es y será necesario que se nos recuerde y se denuncien hechos como los que se narran en “El reino” (2018, Rodrigo Sorogoyen). En ella, el joven director español vuelve a dar muestra de su talento tanto como narrador de historias, como de creador de secuencias espectaculares a nivel técnico.

Manuel (Antonio de la Torre) es un diputado autonómico, el cual junto a sus compañeros de partido, lleva años cobrando comisiones ilegales en diversos proyectos que se han realizado en su comunidad autónoma. Sin embargo toda su vida se viene abajo de un día para otro cuando, tras unas filtraciones, él y su compañero de partido Paco (Nacho Fresneda),  son acusados de corrupción. Su partido cierra filas en torno a Paco y deja abandonado a su suerte a Manuel, quien no está nada de acuerdo con las órdenes recibidas de las altas esferas de su partido, por lo que comenzará una lucha contra medios de comunicación, compañeros de partido y opinión pública.

el reino 1

Rofrigo Sorogoyen continúa una carrera como director que promete darnos muchas alegrías en los próximos años. Nos sorprendió muy gratamente con “Stockholm” (2013, codirigida con Borja Soler), su debut en el largo y nos deslumbró con la habilidad técnica  y su labor con los actores desplegada en “Que Dios nos perdone” (2016) http://historiasdelceluloide.elcomercio.es/2016/11/que-dios-nos-perdone.html. Ahora continúa desarrollando su talento como director en un film cuyo ritmo es constante y creciente, con una calidad técnica de un nivel superlativo y con unas cuantas escenas que dejan pegado en la butaca al espectador.

El guión, escrito como es habitual por Rodrigo Sorogoyen y su fiel colaboradora Isabel Peña, es hábil, inteligente y de mucha calidad. Sólamente el tramo final hace que disminuya su valía, ya que en esa parte el film se “americaniza”, convirtiendo al protagonista en una especie de Tom Cruise de turno, que sale airoso de situaciones casi inverosímiles. Así mismo la escena final verbaliza el mensaje de la película y la psicología del personaje de Antonio de la Torre, pero ambas cosas  se nos han venido mostrando durante todo el metraje, por lo que esa última escena se me antoja innecesaria.

el reino 2

El título del film es también bastante clarificador de lo que sucede en el film, en el que se pone por delante la supervivencia del reino (es decir del sistema establecido con muchos años de antigüedad) frente a la personas que lo dirigen, sin importar cuantos “reyes” tengan que caer para que triunfe dicha supervivencia.

Como es habitual en nuestro buen cine, el plantel de actores y actrices suman mucho a la puntuación general de la película. De Antonio de la Torre hace tiempo que he acabado los elogios hacia su labor como actor y en esta ocasión no es una excepción. Su trabajo vuelve a ser excelente, pleno de detalles y con una gran variedad de registros a la hora de plasmar el carácter de su personaje. Junto a él una sucesión de secundarios encabezados por otro enorme actor como es Josep María Pou, el cual encarna al presidente autonómico que abandona a su suerte al que iba a ser su sucesor. Pero no es el único, Ana Wagener, Luis Zahera, Monica López y la omnipresente Barbara Lennie completan un cast de altísimo nivel y que da la talla en todo momento.

el reino 3

En la película nunca se nombra de forma directa ni al partido político, ni la comunidad autonómica que dirigen los protagonistas del film. Sin embargo queda bastante claro que toda la película está basada en las tramas de corrupción que el Partido Popular llevó a cabo en la comunidad Valenciana. Dejando aparte el hecho de que varios de los personajes secundarios se insinúan claramente como trasuntos de los verdaderos cabecillas de dichas tramas, hay pequeños detalles que llevan a la conclusión de que toda la trama está situada en Valencia. No sólo la película está parcialmente rodada en dicha localidad, también  en un par de segundos se nos muestra muy sutilmente a trabajadores recogiendo naranjas y, finalmente, toda la música que acompaña a la película es música tecno, como la que hizo famosa a esa región en los 90 cuando se formó la llamada “Ruta del bakalao”.

Resumiendo, “El reino” es una película necesaria, bien realizada, muy entretenida y que incluso, llega a hacer que el público presente en la sala de cine aplauda cuando se termina la proyección. Sorogoyen no acaba de terminar de hacer una película sobresaliente, pero en mi modesta opinión lleva tres notables en sus tres primeros largometrajes, por lo que creo que dicho sobresaliente debería estar a la vuelta de la esquina.

Gabriel Menéndez Piñera

Comentarios

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>